Muchas veces se nos presentan problemas en los móviles que no sabemos identificar. Apagados repentinos, reinicios constantes, descensos drásticos en los porcentajes de de carga… y el causante de todo esto es la batería. La forma más rápida de solucionar el problema puede ser sustituirla, pero si tenemos un modelo muy antiguo, esta tarea puede resultar imposible.

En esta entrada os explicaremos cómo calibrar y reparar la batería de tu móvil chino de dos formas distintas, sin ser root ni cosas extrañas. ¡Allá vamos!

Reparar BateríaEn el primer caso necesitamos la aplicación Reparar batería, disponible en la Play Store de forma totalmente gratuita. Su funcionamiento es extremadamente sencillo: una vez descargada la aplicación, la abrimos y le damos al botón de “Comenzar”. Nos aparecerá un cartel de aviso que nos informa de que se descubrirá un mapa de datos de celda de nuestra batería por ser la primera vez que iniciamos la aplicación. Aceptamos y esperamos a que empiece a analizar ese “mapa”. Poco a poco irá descubriéndose cada cuadrado pequeño: si aparece en verde agua, todo está correcto; si es naranja es que ese sector se encuentra de baja; si aparece alguno rojo es que está defectuoso y no se está usando.

Tras haber transcurridos unos minutos, aparecerá un resumen final del test con los problemas detectados y la batería que se recuperará si se solucionan los problemas. Para corregir estos fallos le damos a “solucionar problemas” y ahora volverá a esos sectores que han aparecido coloreados. Si nos sale alguna publicidad o cartel para que visitemos aplicaciones sugeridas, le damos a sí pero podemos cerrarlas en la ventana siguiente.

¿Realmente funciona esta aplicación? Eso debes decirlo tú. Siempre debes instalar y ejecutar aplicaciones con cierto sentido común y bajo tu responsabilidad. Igualmente si tienes una batería que está dándote fallos, ¿por qué no intentarlo?
Si por el contrario eres reacio a usar programas en tu móvil, siempre puedes hacerlo todo a la antigua usanza de la siguiente manera:

batería 100%A. Cargamos nuestro móvil con su cargador original a la electricidad en la pared, ni en ordenadores ni batería externa hasta que llegue al 100%.
B. En cuanto llegue al 100%, desconectar el móvil y lo utilizaremos con normalidad hasta que se agote por completo la batería y el móvil se apague solo.
D. Traspasadas las seis horas, lo conectamos apagado a la pared hasta que la batería alcance el 100%.
E. Cuando veamos que está al 100%, lo dejamos conectado unas 2 horas más pero sin encenderlo.
F. Ahora ya podemos encenderlo y usar el terminal con toda normalidad.

Se recomienda cargar la batería cuando descienda al 15 ó 20%, no dejar que se descargue del todo. Habría que realizar este proceso de calibrado al menos una vez cada 4 meses.

¡Y esto es todo amigos! Sólo queda poner en marcha ambos métodos, son complementarios totalmente. Es fácil observar cómo se comporta nuestra batería y si realmente estos trucos funcionan o no, ya que hay veces que la pila está tan dañada que la única solución viable, es finalmente sustituirla.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.